Ideas para un mundo sostenible.

La idea surge hace siete años en Ámsterdam por iniciativa de Martine Postma, una periodista holandesa defensora de la sostenibilidad. En 2009 Martine crea el primer Repair Café, un lugar en el que, un determinado día de la semana, voluntarios se reúnen para arreglar objetos, desde juguetes rotos o ropa descosida, hasta secadores de pelo o incluso ordenadores. Todas las reparaciones son realizadas gratuitamente, basándose en el principio de la gentileza y la cordialidad.

tasse

¿Montamos uno en Reus? Nos hace falta.

http://www.yorokobu.es/voluntarios-arreglan-productos-para-protestar-contra-la-obsolescencia-programada/