“Un abrazo radical”

13892382_957759797683667_7078274719198751852_n, del Contador del Bosque, Gustavo Duch

Fue cuando descubrieron que el Planeta se estaba resquebrajando que se pusieron en marcha. Pequeños fragmentos se estaban desprendiendo, liberándose hacia la atmósfera y convirtiéndose en meteoritos. Sabios y sabias sabían lo que tenían que hacer: plantar árboles.

Árboles centenarios para frenar el productivismo; árboles milenarios contra la estupidez de los gobernantes que lo defendían.

Árboles caducos para desaprender malos hábitos consumistas y árboles perennes para refrescar el humo de chimeneas capitalistas.

Árboles de copas amplias, frondosas, redondas para ensombrecer la codicia del género humano.

Árboles frutales para alcanzar la soberanía alimentaria de los pueblos.

Tejos, varios tejos, para que la comunidad retomara el control de lo común, en concejos abiertos.

Árboles africanos que -ubuntu- ríen cuando ríen sus compañeras y compañeros.

Y arbustos, setos, arboles autóctonos tan desconocidos como desprestigiados, no por su valor, sino por sus valores.

– ¿De qué serviría eso?- preguntaron incrédulos, quienes supieron de este plan. Las grietas y fragmentaciones, según cálculos científicos, ya no podían detenerse.

Eran observaciones superficiales.

Los creadores de ese Bosque, de miradas penetrantes, bien sabían que eran las raíces de todos los árboles terráqueos las que, entrelazándose en un abrazo radical, sostenían desde siempre el Planeta Tierra.

Restaurante vegetariano en Reus.

Una idea 🙂
En Reus no hay ningún restaurante (De restaurar) vegetariano y nos hace falta uno!
Frente a la tienda hay un local vacio grande, que fúe peluquería, centro de estética y hoy está disponible.
Cada mañana lo miro y pienso que bueno sería un restaurant allí, con un proyecto chulo por ejemplo de venta también de verdura y fruta ecológica…que fuera un sitio de reunión para gente interesada en lo ecológico, en el medio ambiente, un pulmón verde de buenas ideas para la ciudad, y formar juntos con “El árbol” un pequeño bosque para oxigenarnos mutuamente.
¡Prometo ayudar en todo lo que pueda!
¿Alguién se anima??

abecedario-comida

Crónicas de Sant Jordi. EL Árbol.

Crónicas de Sant Jordi I .
Amanece el día.
La estructura mínima de la parada ya la tenemos montada.

Crónicas II .
Nuestra parada ya montada .
Por la mañana, sol y mucha gente.
Fiesta 🙂

 

Crónicas de Sant Jordi III
Sobre las 18.30 y con la Plaza llena de gente empezó la lluvia.
Poca al principio pero luego con más fuerza…lo que hizo que empezarán los problemas para muchas paradas.
Para nosotras lo importante era cuidar los libros, así que recogimos todos y nos quedamos esperando bajo nuestra parada -árbol que pasara.
El agua se empezó a embolsar sobre los plásticos de los techos de algunas paradas, la nuestra incluida, así que dos paradas con problemas se fueron. Nosotras lo pudimos ir llevando.
Lo sorprendente fúe que mucha gente se quedó en la plaza y seguía mirando libros con paraguas en las paradas grandes.
Luego paró la lluvia.
La fiesta seguía! Hubo castells , música y salieron los Dracs.
Volvimos a sacar las cajas con libros porque la gente venía a buscar lo que había visto por la mañana.
La verdad nos fuimos contentas, porque conseguimos seguir con la alegría de la fiesta apesar de la lluvia.
Gracias a toda la gente que se quedó e hizo también que la fiesta siguiera adelante.

 

Reciclaje

¡Buen día!
Sant Jordi, concienciado del momento tan extremo por el que pasa nuestro medio ambiente, ha decidido darse una vuelta por El Árbol y nos ha dejado una montaña de libros de 2ª mano, como aportación al reciclaje. Así que este Sábado 16, en El Árbol, podréis encontrar libros de todas las temáticas y a un precio para todos los bolsillos: entre 1 y 3 €. Os esperamos 🙂

Photo de Fabiana del Árbol.

Pensando bajo El árbol.

Hay dos mundos que funcionan a la vez…un viejo mundo que llevó las cosas hasta aquí, por ejemplo a nivel ambiental, el estado en que está la naturaleza, nuestra casa común… y que sigue en marcha.
Y otro mundo que empuja un cambio de conciencia URGENTE para parar tanta destrución y sin razón y cuidar la vida en todas sus manifestaciones.
Aquí en la tienda también se reflejan.
Por ejemplo con el tema de los libros, sería bueno que cada libro estuviera editado en papel eco para cuidar los bosques, la tierra, pero no es así…tampoco haría falta sacar tantos libros, algunos la verdad que no aportan mucho y podríamos intercambiarlos en vez de comprar nuevos…y contarnos que nos gustó de de cada uno, y hacerlo de otra manera, pero eso tampoco ocurre.
Por eso, al menos selecciono muy bien lo que ofrezco para que aporte algo y vayamos construyendo así un mundo un poquito más sostenible, dando pasos en esa direción.
Así, este Sant Jordi habrá libros nuevos muy selecionados, libros de segunda mano y “liberaremos”algunos libros en la ciudad, ya os daré más pistas.
El árbol.

12047108_483358055171450_6966380412131600744_n

Las calles con árboles…

i11003-calle-arbolada

Las calles sin árboles tienen 9º más que las arboladas

La presencia de árboles ayudaría entre otras cosas a hacer más frescas las calles, regular el viento, la humedad y evitar inundaciones urbanas. Hay muchos que piensan que su presencia en la ciudad es un obstáculo y los cortan. Pero la verdad es que los árboles cumplen un rol de enorme importancia. Leé la nota y enterate los beneficios de tener árboles en las aceras.

Un estudio realizado por la Universidad Nacional de Entre Ríos ha comprobado que en las calles sin árboles la temperatura se eleva entre 4 y 9ºC. De esta manera se corrobora el efecto moderador que ejerce el arbolado urbano sobre la temperatura y la humedad del aire.

En la investigación, se tomaron medidas de dos calles paralelas: una sin árboles y otra, con ellos. La directora del estudio, María Silvia Carponi, señaló que: “Cuando se mide un ejemplar con césped y se lo compara, la diferencia puede llegar hasta los 9°C”.

Los árboles producen sombra y oxígeno, y absorben dióxido de carbono naturalmente, lo cual en un ambiente altamente contaminado como suelen ser las grandes ciudades, podría ayudar a purificar el aire.  Además, se calcula que un grupo de árboles puede reducir la contaminación por partículas hasta un 13%, reteniendo en sus copas hollín, polvo y gérmenes ambientales.

De esta manera, ejercen un efecto regulador sobre el clima, modificando la temperatura, el viento, la humedad y la evapotranspiración. Esto contribuye a mejorar el ambiente sobrecalentado por las actividades industriales y de transporte en las ciudades.

Por otro lado, también ayudan a reducir la velocidad y el volumen de la lluvia, controlando el flujo de agua y previniendo inundaciones. A la vez, reducen la contaminación visual, regulando la luz artificial y natural, y amortiguan sonidos. 

A pesar de estos beneficios, todavía existen quienes entienden a los árboles como objetos decorativos que pueden eliminarse si obstaculizan el delineado de algún proyecto de construcción específico que, por lo general, significa grandes sumas de dinero. Por esto, hay muchas ciudades que no cumplen con el cupo recomendado por la OMS. Los àrboles, hay que comprender, son aliados y no trabas.